SEGUNDO AGUINALDO

Fidalga, para sacarle el jugo a tu billetera móvil


Las sucursales Macro Fidalga, Cotoca Fidalga, Hamacas Fidalga y La Salle Fidalga son los puntos autorizados para la compra de productos nacionales con el 15% del segundo aguinaldo


Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

03/02/2019

“Tenemos más de 2.000 productos nacionales aprobados por el Gobierno. Estamos felices de ser la mejor opción para la gente para utilizar este porcentaje del segundo aguinaldo. En nuestras salas pueden encontrar desde carne, frutas y verduras, hasta material escolar, lácteos y productos de limpieza”, enfatizó Nacif Schamisseddine, gerente administrativo de Fidalga.

Macro Fidalga del Avión Pirata, Cotoca Fidalga de la carretera a Cotoca, Hamacas Fidalga, en la avenida Beni y La Salle Fidalga, segundo anillo frente a ese colegio, son los cuatro puntos autorizados. En todos hay cajas habilitadas y personal que atiende a clientes de billetera móvil o convenios. 

“Fidalga es la única cadena de supermercados habilitada tanto para los servicios de convenios entre empresas privadas como para la billetera móvil”, agregó el gerente. Ambas modalidades han sido fijadas por el Gobierno para el pago del 15% del segundo aguinaldo.



Dentro de las salas están identificados con banderas nacionales (ver fotografías) los productos incluidos en el acuerdo. Según la disposición, las empresas que pidieron prórroga deben pagar el segundo aguinaldo hasta el 31 de marzo y los clientes podrán utilizar el dinero hasta el 31 de diciembre de este año.

“El doble aguinaldo nos complicó porque trabajamos con empresas que dan regalos a sus trabajadores (en las fiestas), pero esperamos que con los convenios y la billetera móvil podamos recuperar”, explicó Schamisseddine.

Elizabeth Ala, del área de Marketing de la empresa comentaba luego de visitar los puntos autorizados: “En cada sala tendrán una gran variedad de productos. La gente empezó comprando más de las marcas hicieron una campaña comunicativa para hacer saber que estaban autorizadas por el gobierno, pero ahora la gente llega y se entera que puede comprar carne, pollo, jugos, azúcar, leche, fideos, salsas e incluso cuadernos y papelería”.

Para terminar, Schamisseddine expresaba su contento: “Una vez más, el Fidalga logra ser la mejor y más conveniente opción para nuestros clientes”.