SANTA CRUZ

La braquiterapia está sin uso por falta de material complementario


Es un aparato muy necesario para el tratamiento contra el cáncer, con el que se pueden hacer hasta 1.200 cirugías al año. Con el equipo antiguo solo se realizan unas 80


En primer plano, el equipo de braquiterapia, que cuenta con sus accesorios, pero requiere otros equipos complementarios para el quirófano. Foto: JORGE IBÁÑEZ
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

12/06/2019

A inicios de febrero de este año, el gobernador Rubén Costas entregó al hospital Oncológico un costoso equipo de braquiterapia para combatir de forma más efectiva el cáncer, pero han pasado más de tres meses y el aparato no funciona por falta de equipos quirúrgicos complementarios, informaron en el nosocomio.

Martha Alicia Arrien, directora del Oncológico, manifestó su interés de habilitar cuanto antes este aparato de última generación, porque unos 200 pacientes que requieren su tratamiento complementario contra el cáncer esperan su funcionamiento.

La directora indicó que autoridades de la Gobernación se comprometieron en entregar los equipos accesorios en un plazo de entre 20 y 40 días. ¿Qué cosas faltan en el quirófano habilitado para la braquiterapia? Lámparas cialíticas, camillas de transporte, monitores de signos vitales, una máquina de anestesia, pinzas, separadores y dilatadores de cuello uterino.



Qué hace la braquiterapia

Oliver Pinto, jefe del departamento de Radioterapia de dicho hospital, explicó la importancia de este dispositivo adquirido por la Gobernación en un costo aproximado a Bs 5 millones, señalando que todos los pacientes necesitan este equipo.

Pinto puso como ejemplo un tratamiento a una paciente con el cáncer de cuello uterino. La primera parte del procedimiento se hace con radioterapia externa en el acelerador lineal, más sesiones de quimioterapia. Estos dos tratamientos van juntos y generalmente se hacen durante cinco semanas. Allí termina la primera parte del tratamiento.

Luego viene la segunda parte del tratamiento, que se hace con la braquiterapia, cuya técnica basada en isótopos radioactivos emite de forma precisa fuentes de radiación directamente en el lugar del tumor. En cambio, con la radioterapia externa se llega con dosis muy altas y se causa daño en los tejidos vecinos, como son la vejiga y el recto, en el caso del cáncer uterino.



“La braquiterapia es fundamental en el tratamiento de cáncer en el cuello uterino en el mundo entero. Es un complemento. Con la radioterapia externa le damos el 70% de la dosis del tratamiento y con la braquiterapia le damos el 30% adicional”, indicó Pinto.

Asimismo, a decir del jefe de Radioterapia, al quirófano de braquiterapia le falta personal. Precisan un médico radiooncólogo, un anestesiólogo, una enfermera y una auxiliar. “Eso permitiría hacer cinco cirugías cada mañana, lo cual significaría que, en el transcurso de los 250 días hábiles del año, podríamos hacer más de 1.200 cirugías, a diferencia de las 80 o 90 que estamos haciendo con el equipo viejo”, expresó.

Consultado sobre el tema, Óscar Urenda, secretario de Salud y Políticas Sociales de la Gobernación, dijo que se está haciendo el procedimiento de compra de esos equipos y calcula que en un máximo de 30 días estarán listos.

“En este caso, el monto supera la compra menor y hay que hacerlo a través de una licitación”, enfatizó. Sobre el personal, indicó que ya se ha dotado, siendo un anestesiólogo el último en haber sido designado, concluyó.



 




En esta nota