ESCENAS

La imagen ausente, un ejercicio de empatía con los no videntes


El elenco cochabambino Makhurka cierra sus puestas en escena en el eje troncal con Santa Cruz de la Sierra. Hoy y mañana, a las 19:30, en el Centro de la Cultura Plurinacional, el público asistente vivirá una experiencia distinta y auditiva


Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

20/09/2019

Al menos por dos noches, los habitantes de Santa Cruz de la Sierra podrán ponerse en los zapatos de las personas con capacidades visuales distintas.

El ejercicio empático será posible gracias a la iniciativa de Makhurka Teatro, elenco cochabambino que ya presentó la obra La imagen ausente en la Llajta y en La Paz, y que esta noche y mañana, a las 19:30, hará la puesta en escena en Santa Cruz de la Sierra, en el Centro de la Cultura Plurinacional (CCP), con ingreso gratuito para 80 personas por función, hasta que la sala se llene, según orden de llegada.

Los responsables son Ivette Mercado, autora de la dramaturgia, mientras que David Valdivieso compuso las melodías de una obra con énfasis en impactar el sentido del oído.



De los seis actores en las tablas, tres son no videntes, seleccionados por su talento con la música.

La trama aborda la historia de Sunilda y Rómulo, que recuerdan cuáles eran sus sueños y cómo es la vida en la actualidad, al haber perdido la vista. En medio está el ingreso a un centro de rehabilitación y la experiencia del día a día con las calles y la gente.

“Se trata de una pieza teatral-musical (no visual), percibida y narrada con sentidos que eximen la vista. Tanto el público como los artistas vivirán la experiencia a través del oído, la voz, el tacto y del olfato. Al ingresar, el público se encontrará con una sala oscurecida, recibirá antiparras para que el disfrute de la obra sea en total oscuridad. Cada persona recibirá experiencias sensoriales con elementos que complementarán la historia. Sobre una base musical más amplia, los actores interpretarán en vivo las canciones, con voces y guitarras”, explica Ivette, que ya tiene experiencia con personas no videntes, a quienes pasó clases de teatro y para quienes pensó esta obra.

Teatro inclusivo y ganador



La imagen ausente es el proyecto ganador por Cochabamba, dentro de la séptima versión del Fondo Cultural de la embajada suiza en Bolivia. “Se presentó junto con 230 proyectos de todo el país, de los que se seleccionaron 12. De Cochabamba salió seleccionada la propuesta de Ivette Mercado, de Makhurka Teatro, porque desde la embajada suiza promovemos la cultura articulada al desarrollo social y el arte para la transformación social. Había propuestas interesantes, pero el comité valoró la innovación, se iba a trabajar una temática bastante sensible como la inclusión de personas con discapacidad visual, pero además se iba a hablar de esta sensibilidad desde el arte, y eso realmente es muy interesante e importante para poner ciertos temas en agenda social, que a veces pasan bastante desapercibidos”, explica Cecilia Campos, de la embajada suiza en Bolivia.

El jurado también destacó que la propuesta incluirá artistas no videntes que se encargarán de narrar la historia, esa sensibilidad desde su propia carne y realidad. “Desde lo artístico, eso genera bastante empatía con el público, con las autoridades y con quienes vayan a percibir este trabajo para generar ciertas transformaciones sociales. Creemos que la cultura no es un lujo en la vida, es la vida misma, ese es el eslogan, el principio con el que trabajamos bajo el fondo cultural de la embajada”, complementa Campos.

Los antecedentes

“Yo me encargué de la dramaturgia y se ha hecho en base a talleres con personas con discapacidad visual. En estas sesiones me han contado acerca de sus vidas, preocupaciones, problemáticas, con qué sueñan, con qué no sueñan, una serie de cosas que iba incorporando en la dramaturgia de la obra”, describe Ivette, que trabajó como docente de no videntes del Centro de Rehabilitación para Ciegos Manuela Gandarillas, y se sensibilizó con sus vivencias. Posteriormente, y en base al texto, Valdivieso compuso las melodías para La imagen ausente. Todo el trabajo ha contado con la colaboración del Instituto Boliviano de la Ceguera (IBC).

El escenario



Para una mejor apreciación de la obra, los organizadores desde julio realizaron varias adecuaciones para establecer referencias en los desplazamientos, por ejemplo, no se trata de un escenario convencional, es decir a la italiana, sino de un espacio pequeño e íntimo, envolvente, en el que los actores circulan entre el público, en una especie de pasillo. El piso de los escenarios incluye señalización, apta para la identificación de los actores con el bastón blanco.



 




En esta nota