FESTIVAL DE CANNES

Almodóvar y Malick se perfilan como favoritos


Dolor y gloria se coloca primera en diversas listas de puntaje; A hidden life ha recibido el aplauso unánime de la crítica


Almodóvar vuelve a trabajar con Penélope Cruz y Antonio Banderas. Foto: AFP
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

19/05/2019

Tras la larga noche de gala, aplausos y emoción con la proyección de Dolor y gloria en el festival de Cannes, Pedro Almodóvar, ha contado en la rueda de prensa del festival: “Yo creo que no voy a poder olvidar la noche de anoche, como dicen los boleros”.

Si la noche fue espectacular, la mañana en la crítica internacional ha refrendado el éxito. Destacan las máximas puntuaciones de Times (dada por Stephanie Zacharek, una de las popes actuales), LA Times, Positif o Die Zeit. Curiosamente, la media la baja la crítica antes mencionada del mismo Screen International. La prensa francesa está aún más arrebatada. En la parrilla de Le Film Français, 11 de los 15 críticos de diversas publicaciones galas le otorgan la Palma de oro.

“La gloria es un gran riesgo y hay que asumirlo, pero para mí el significado del éxito es que he podido hacer las películas que quería hacer”, expresó el director.



Por parte, Terrence Malick apabulló en Cannes con su nueva película, A hidden life, una conmovedora y emocionante historia que ha recibido el aplauso unánime de la crítica y que sitúa al director como el gran favorito para hacerse con su segunda Palma de Oro. La consiguió en 2011 por El árbol de la vida y parece difícil que no repita en esta edición de Cannes, aunque aún quedan películas importantes por competir, como los trabajos de Quentin Tarantino o los hermanos Dardenne.

Lo que muestra A hidden life es un nivel de cine difícilmente alcanzable por su belleza, por su perfecta narración, la emoción que desborda cada plano y los detalles casi imperceptibles.



 




En esta nota